Escuchar

Cómo se puede organizar un examen con diferentes secciones

Los cuestionarios se pueden organizar en secciones o apartados. Ello nos permite diferentes posibilidades, como por ejemplo:

  • Tener preguntas en un orden determinado y preguntas mezcladas en un mismo cuestionario
  • Tener parte de un cuestionario con preguntas fijas para todos y el resto que sean aleatorias. Las secciones se realizan en la edición del cuestionario, cuando gestionamos las preguntas que formarán parte de éste

Ejemplo: un examen que consta de dos partes: una fija con las mismas preguntas para todos y una parte con preguntas aleatorias.

  1. En la edición del cuestionario, añadimos las preguntas que serán las mismas para todos los estudiantes
  2. Imatge 1

  3. En este caso, escogemos dos del banco de preguntas y NO las mezclamos, porque queremos que salgan en el mismo orden para todos los estudiantes. Esta será la primera sección, a la que pondremos un título: Preguntas fijas
  4. Imatge 2

  5. Ahora queremos añadir las preguntas aleatorias. Clicamos sobre Añadir, que está bajo las dos preguntas anteriores, y en el desplegable escogemos Añadir una pregunta aleatoria...
  6. Imatge 3

  7. A continuación, seleccionamos la categoría de la que queremos extraer las preguntas, y marcamos cuántas deseamos añadir, tal y como se muestra en la siguiente imagen
  8. Imatge 4

  9. Una vez que tenemos las preguntas añadidas, nos permite crear una nueva sección, como se observa en la siguiente imagen
  10. Imatge 5

  11. Después de añadida la sección, podemos cambiar el título clicando sobre el lápiz; en este caso le hemos denominado, Preguntas aleatorias. En esta nueva sección también podemos escoger la opción Mezclar las preguntas 
  12. Imatge 6

  13. Al terminar, guardamos el cuestionario y ya lo tenemos preparado
  14. Imatge 7

Otros casos en los que se pueden aplicar las secciones

Un examen en el que la primera pregunta tiene que ser la misma para todos y el resto de preguntas, aunque son iguales, deben aparecer en distinto orden a los alumnos. Por ejemplo: un audio, una lectura o una imagen que queremos que aparezca al principio, para que después los estudiantes puedan responder el examen relacionado con este contenido.

Una prueba en la que, de cada tres preguntas mezcladas, queremos que aparezca una fija en un orden determinado sin mezclar.

Y otras combinaciones que os parezcan adecuadas con las secciones.